Amenaza de sanciones de EE UU cierne sobre Venezuela la sombra de cesación de pagos

Foto Cortesía: Crónica Uno
Fuente: Crónica Uno 21-07-2017



Analistas estiman que de cumplir el país norteamericano sus amenazas, ante el impacto que tendrían las medidas sobre el flujo de caja de Pdvsa habría una caída más profunda de las importaciones venezolanas y la nación dejaría de pagar la deuda externa.

Caracas. Si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente el 30 de julio, Estados Unidos tomará medidas económicas fuertes y rápidas, sentenció Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y el efecto de la sola amenaza se hizo sentir en el precio de los bonos venezolanos, que han caído a lo largo de esta semana.

Aunque para algunos analistas la aplicación de sanciones económicas al país “es un evento poco probable”, pues primero se ampliarían las medidas concretas a funcionarios del gobierno o relacionados, la sola idea genera nerviosismo en el mercado y hace temer por consecuencias extremas para la población y las cuentas públicas.

Francisco Monaldi, profesor del Baker Institute y director del Centro Internacional de Energía y Ambiente del IESA, indica que, en caso de que EEUU deje de importar petróleo venezolano por una sanción del gobierno de Trump, se afectará seriamente el flujo de caja de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) hasta tanto la petrolera estatal consiga nuevos compradores.

Ya los ingresos de la industria han estado golpeados por el descenso de la producción petrolera, que está en 2,1 millones de barriles diarios y el precio del crudo que promedia 43 dólares. La contracción, tanto de la producción como del precio, se refleja en el saldo de las reservas internacionales que se encuentran en 9,9 millardos de dólares.

En ese escenario, Pdvsa y la República deben hacerle frente a elevados pagos de deuda. En abril ya cancelaron 2,9 millardos de dólares y entre octubre y noviembre tienen que pagar 3,3 millardos de dólares, de este monto, el mayor porcentaje corresponde a la petrolera estatal. 

El analista económico y director de Econométrica, Henkel García, coincide con el catedrático y agrega que la repercusión en la población será devastadora. Da por descontado que el país caería en cesación de pagos para poder hacer frente a las importaciones, que se contraerían aún más.

En el primer cuatrimestre de este año, las importaciones totalizaron 3 millardos de dólares, 30 % menos que en igual lapso de 2016, de acuerdo con datos de Torino Capital. Ese recorte obedeció a que parte importante de los ingresos se orientaron a pagos de deuda. Y por las menores compras externas, las empresas no han tenido suficiente materia prima para producir, por lo cual los ciudadanos padecen el desabastecimiento de artículos esenciales.

Si bien desde junio se han estado liquidando dólares por medio del sistema complementario, ello no ha sido suficiente para las industrias, y en agosto las asignaciones pueden descender por la cercanía de los compromisos de deuda. De hecho, esas obligaciones preocupan. Funcionarios de la petrolera asomaron recientemente la posibilidad de renegociar el pago de los bonos que vencen en octubre.

¿Un reacomodo forzado?

Las amenazas de sanciones además se registran en una etapa en la que el envío diario de barriles a Estados Unidos ha aumentado.

Las cifras de USA Trade Census Bureau, divulgadas por Venamcham, muestran en los tres primeros meses de 2017 que las ventas de Pdvsa fueron 3,4 millardos de dólares, lo que se traduce en un aumento de 88,91 % en comparación con el primer trimestre de 2016 cuando fueron 1,8 millardos de dólares.

De hecho, el brazo estadístico del Departamento de Energía da cuenta de que mes a mes los envíos subieron y en abril alcanzaron los 764.000 barriles diarios.

 

Francisco Monaldi reitera que si EE UU deja de importar crudo venezolano, Pdvsa tendría que buscar otros mercados y hay que tomar en cuenta que no es fácil hallar mercado para crudo pesado y para el resto de las mezclas, lo que seguramente tendría que vender con descuentos y menores márgenes.

García recuerda que el crudo venezolano tiene unas características muy específicas y que las refinerías de Citgo, en EE UU, están adaptadas para transformarlo.

A esta situación, apunta el profesor de Baker Institute que si Estados Unidos deja de venderle diluentes a Pdvsa, la producción nacional podría caer entre 250.000 y 300.000 barriles diarios. La extracción petrolera retrocedió 5 % en el semestre.

En el caso específico de los crudos pesados, el profesor del IESA, Igor Hernández, explica que ante los recortes de la Opep —que han sido de estos crudos y de los medianos, mayormente— pudiera haber cierto margen de colocación, pero para otros tipos de crudo se presenta un problema, puesto que todavía hay exceso de oferta a nivel global y eso significa mayores descuentos para Venezuela.

Agrega el catedrático que “si, por el contrario, estos volúmenes no colocados a Estados Unidos se dirigen a China, es posible que puedan ser utilizados para pagar los créditos pendientes y, por tanto, no significaría entrada de efectivo para Pdvsa”.

Actualmente, Pdvsa tiene un período de gracia para el pago de la deuda con China en el que atiende los intereses y no el capital, pero ese plazo termina a principios del próximo año.

Los tres expertos coinciden en que si la nación norteamericana da un paso más y aplica sanciones económicas al país, los efectos serán muy duros para la población y se sentirán de forma inmediata.

 


Imprimir noticia

Volver a Noticias
 

 

 
Inicio   |   Quiénes Somos   |   Actualidad    |   Sectoriales   |   Documentos   |   Circulares    |   Eventos   |   Fundación CVC     |   Contáctenos



 
Síguenos
 

Copyright 2017 | Cámara Venezolana de la Construcción
RIF: J-00038012-0

 


Urb. Altamira, Av. San Juan Bosco
Edf. Centro Altamira, piso 13
Caracas, ZP 1060. Caracas - Venezuela
Tlf.: (+58)(212)262.22.45